El abuso de los chupetes

Odontopediatría Clinica dental aluche Hit Dental

A pesar de lo que se cree, el uso de los chupetes en los bebés no produce malformaciones dentales, siempre y cuando se abandone su uso antes de los 3 años de edad.

El uso del chupete en los bebés reduce la muerte súbita del lactante y ayuda a calmar la ansiedad y el dolor. Además, los datos muestras que, si se deja de usar a los 3 años, los posibles efectos perjudiciales sobre la alineación de los dientes son pasajeros  las piezas dentales vuelven a su posición correcta.

Para que las malformaciones sean apreciables, es necesario ejercer una presión más o menos constante durante 6 horas al día aproximadamente. Es por eso, que muchos niños no desarrollan ningún tipo de maloclusión a pesar de usar chupete en momentos puntuales.

El chupete adecuado debe estar hecho de material plástico, tener bordes redondeados, poseer una anilla o tirador que permita extraerlo de la boca y la tetina no puede ser superior a 3,3 cm.

Sin embargo, lo que realmente preocupa a los odontopediatras es la llamada caries del biberón, que surge a raíz de un uso indebido del chupete (untarlo con excesiva frecuencia en algún líquido dulce y dárselo al bebé). Es más frecuente que esta patología se presente asociada a la mala costumbre de ofrecer un biberón lleno de zumo, leche o bebidas azucaradas para que el crío vaya bebiendo a demanda o permitir que el niño se duerma chupando la tetina del biberón.

Este hábito está desaconsejado por nuestros odontopediatras, a no ser que lo que contenga la botella sea agua.